Entrades

Estamos observando un crecimiento de marcas de cosmética natural que incorporan el cannabis en sus productos, pero también es cierto que hay aún muchas dudas al respecto de los ingredientes y la legalidad en su uso.

Hemos realizado una investigación de la situación y te contamos lo que hemos descubierto.

De lo que no cabe duda es que el cáñamo, “hemp” en inglés es una tendencia que quiere consolidarse en el sector cosmético, tanto tradicional, como natural y bio.

Cosmética natural con Hemp (cáñamo)

Para conocer los inicios de esta corriente tendríamos que remontarnos 20 años atrás, cuando The Body Shop lanza su primera línea de productos con HEMP. En aquellos momentos ya tuvo problemas legales en Francia por las asociaciones a la planta del cáñamo, pero los potentes beneficios de la misma tuvieron más fuerza y la línea continuó.

Cáñamo y Marihuana no son lo mismo

En primer lugar, cabe diferenciar que cáñamo y marihuana no son lo mismo, puesto que proceden de subespecies diferentes de la planta Cannabis sativa. 

El cáñamo procede de la cannabis sativa sativa, que no presenta efectos psicotrópicosy la marihuana de la cannabis sativa índica, principalmente, que sí presenta un alto contenido en TCH (tetrahidrocannabinol) la molécula que tiene actividad psicoactiva, a diferencia de la molécula CBD (cannabidiol) que, si bien presenta beneficios terapéuticos, no es pisotrópica. 

Además, la variedad cáñamo es la que contiene mayor número de cannabinoides CBD (cannabidiol) y menor en THC (tetrahidrocannabinol). 

Por eso el CBD es la molécula que se utiliza en la fabricación de cosmética.

El cáñamo es una planta sostenible

El cultivo de Cannabis sativa en la Unión Europea está permitido legalmente si no se sobrepasa la concentración de THC en un 0,2%.

El cáñamo se cultiva principalmente con fines industriales, para la obtención de semillas y fibras. Esto no es una novedad, esta planta se utiliza desde hace siglos por ser muy aprovechable: de las semillas se extrae el aceite de cáñamo y con el tallo se hacen fibras para aplicaciones textiles.

La cannabis sativa es además una planta de cultivo sostenible por muchas razones: es de rápido crecimiento con un bajo consumo de agua, allá donde crece revitaliza el suelo y se puede cortar cada año. En estos momentos donde el planteamiento de la sostenibilidad es un factor imprescindible a la hora de tomar una elección, esta planta tiene muchos números para ser elegida.

El cannabidiol o CBD usado en cosmética natural

Como comentábamos antes, el principio activo que se utiliza en cosmética natural es el CBD (cannabidiol) puesto que, además de teener muchas propiedades beneficiosas, no tiene efecto psicotrópico.

El CBD se obtiene de los tricomas o “pelos vegetales” de la cannabis sativa, y se utiliza incluso para combatir el dolor y la ansiedad por el gran impacto que tienen sobre el sistema nervioso. El organismo humano tiene receptores cannabinoides ubicados en diversos lugares, como el cerebro y la piel, por donde penetra y proporciona resultados muy efectivos con el uso de pequeñas cantidades. Los principales beneficios terapéuticos son anti-inflamatorios, calmantes, relajantes y nutritivos.

El aceite de cañamo y el CBD (cannabidiol) no son lo mismo

Y aquí viene el meollo de la cuestión sobre el uso del cáñamo o cannabis sativa aplicado a la cosmética tradicional y/o natural.

Como la investigación realizada hasta el momento presentaba aún dudas, nos fuimos a entrevistar a alguien que sabe mucho de este tema en España: Javier Álvarez, CEO del laboratorio Alviolor y creador de la marca de cosmética bio Alvinatur. 

Javier Álvarez, propietario de la marca de cosmética natural y bio con cannabis y CBD (cannabidiol) Alvinatur

Javier nos ha desvelado la principal confusión que existe en estos momentos sobre la cosmética con cáñamo y es que el aceite de cáñamo procede de las semillas y el CBD de los tricomas de la planta y lo más importante: son ingredientes INCI diferentes y sus beneficios no tienen nada que ver.

El aceite de cáñamo, como muchos otros aceites vegetales, es la base de la utilización en cosmética natural y tiene muchas propiedades.  Ayuda a  mantener la dermis hidratada por su gran contenido en ácidos grasos (incluso más que el aguacate y el coco, tan de moda hoy), así como omega 3 y 6. Posee, asimismo, un efecto regulador de la producción sebácea y es un gran antioxidante, rico también en vitamina E. 

Pero los efectos terapéuticos reales anti-inflamatorios, calmantes, nutrientes y relajantes los proporciona únicamente el CBD (cannabidiol).

Aquí estriba la gran confusión, y es que el aceite de cáñamo proveniente de las semillas de la planta cannabis sativa no tiene nada que ver con la molécula CBD (cannabidiol) procedente de los tricomas de la planta. Son ingredientes INCI diferentes. A título aclaratorio, por si no has oído esta palabra antes, como era mi caso, los “tricomas” o pelos vegetales son apéndices de la epidermis de la planta con variadas funciones, como la absorción de agua, la regulación de la temperatura o la protección contra agentes externos.

Alvinatur es la única marca de cosmética natural y bio en todo el territorio español (hasta la fecha) que contiene en su INCI el aceite de cáñamo como base y el CBD (cannabidiol) con su efecto terapéutico. Alvinatur está certificada con el standard Bio Vida Sana avalado por BioInspecta (certificadora suiza) .

Alvinatur exporta a centroeuropa desde hace años pero aún no es muy conocida en territorio español. Tiene una amplia gama de productos cosméticos con CBD, entre los cuales destacamos el serum facial.

Consumo de CBD aplicado en cosmética a nivel mundial

Si bien en Europa y EEUU este tipo de cosmética ya ha penetrado el mercado y sigue en crecimiento, en España vamos a la cola en su consumo. 

Observamos que muchas marcas de cosmética tradicional han incorporado en sus líneas el aceite de cáñamo, pero no el CBD.

Esperamos que este breve artículo sirva para clarificar esta diferencia, de la que muchos ahora quieren beneficiarse aprovechando la tendencia de la cosmética con cannabis.

A  nivel mundial, las cifras son de crecimiento y según un reciente informe de Grand View Research, Inc. se prevé que el mercado de cosmética con CBD llegue a los 1.700 millones de dólares en 2025. 

En cuanto al target, según el laboratorio francés Lessonia, es un público unisex, urbanita y joven el que presenta más interés por la cosmética con CBD (cannabidiol).

Target del consumidor de cosmética con CBD (cannabidiol). Fuente: laboratorios Lessonia (Francia).

Entonces ¿el uso del CBD en cosmética es legal?

Pues sí, “El CBD no es legal para uso alimentario en España, pero sí en cosmética” nos aclara Javier Álvarez.

En Europa, este factor depende de cada país, pero también es cierto que existe un cierto vacío legal al respecto en España de los productos derivados del cannabis para uso cosmético, por las diferentes interpretaciones que se realizan de la legislación actual. Por este motivo se recomienda asesorarse con un profesional antes de lanzar una línea de cosmética natural con cannabis y CBD (cannabidiol).

Fruto de las grandes posibilidades que ofrece el CBD y del interés que ha despertado en nuestro país, llega al mercado una nueva plataforma tecnológica de la que, sin duda, vas a oír hablar si te interesa el sector del cannabidiol. Estamos hablando de HANNAPY

NACE Hannapy, el mayor marketplace de CBD en Español

Sí, como lo oyes, Hannapy es una nueva plataforma donde marcas y productores de cannabidiol conectan con los clientes directamente.

Hannapy nace con la misión de educar y ayudar a los usuarios a descubrir y conocer a fondo todo sobre el cannabidiol o CBD, que está experimentando un gran crecimiento en estos momentos en el mercado español. Esta nueva plataforma es, sin duda, el punto de encuentro para amantes y usuarios del CBD en España.

Ofrece un catálogo de más de 1000 productos de cannabidiol, presentados en diferentes formatos y con diversas concentraciones. Es importante entender, a la hora de comprar productos con CBD, cuál es la concentración necesaria de cannabidiol para que se cumpla la funcionalidad deseada. Los rangos de concentración van desde el 1% al 40%.

En Hannapy podrás encontrar los formatos más habituales entre los que se encuentran productos de cosmética y parafarmacia, extractos de CBD oil, presentados en gotas o cristaleslíquidos vapeadores y cogollos de CBD.

A la hora de comprar productos de CBD es importante que entendamos la concentración de cannabidiol necesaria para cumplir la función que buscamos. Podemos encontrar rangos de concentración desde 1% hasta 40%, siendo estos últimos los indicados para el alivio de dolencias y afecciones más importantes

Esta nueva plataforma tecnológica ofrece gran facilidad para la comparativa de toda la oferta actualizada de productos y precios de CBD en un único lugar.

Hannapy es útil tanto si eres un usuario en búsqueda de información real y de valor sobre productos con CBD, como si eres una marca o una tienda que ofrece productos con cannabidiol y quieres aparecer en la plataforma para que tu cliente potencial te encuentre con mayor facilidad.

Pero es que además, Hannapy ofrece guías de compra, con recomendaciones para usuarios que tienen dudas, por eso es mucho más que un Marketplace al uso.

Los fundadores de Hannapy son personas amantes del campo y la agricultura sostenible y ecológica, con más de 12 años de experiencia ayudando a desarrollar explotaciones cannábicas a lo largo y ancho del territorio nacional. Así que si tienes en mente este tipo de proyecto, te puede interesar contactarlos.

Por todos estos motivos, Hannaby nos ha parecido una marca muy interesante y queremos compartirla contigo. ¿Habías oído hablar de ella?

Greenysocial

Si este artículo te ha parecido interesante, coméntalo y compártelo y si quieres lanzar una línea de cosmética natural con CBD, contáctanos y te ayudaremos a comunicarla y comercializarla!

Fuentes

https://www.grandviewresearch.com/press-release/global-cbd-skin-care-market

https://es.wikipedia.org/wiki/Convenci%C3%B3n_%C3%9Anica_sobre_Estupefacientes

http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/noticias_y_actualizaciones/noticias/2019/caniamo.htm

Reglamento (UE) 2015/2283 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de noviembre de 2015,